jueves, 27 de enero de 2011

Vuelta a la creatividad

En el marco del lema que nos propone The Brandery “CHANCES FOR CHANGES” en TrendsLabBCN hemos reflexionado sobre el último cambio de Vogue París y la polémica más que explotada sobre su reportaje de las niñas con estilismos de adultas: como recordéis, aparecían niñas de entre 5 y 7 años vestidas de Yves Saint Laurent, Lanvin, Versace, adornadas con joyas tipo Bulgari y taconazos.

Algunas de las polémicas fotos de la edición francesa de Vogue en el mes de enero

No se trata tanto de la ropa o la promoción del lujo sino de la actitud que transmiten las niñas... y esto probablemente fue la causa de que Carine Roitfeld abandonara Vogue. Han sido 10 años de editora en el que ha impuesto lo que algunos llaman el “erotic chic”. Y ella se ha negado a afirmar que el motivo de su cambio de rumbo haya sido el editorial de las niñas... pero resulta demasiado casual que se vaya ahora, justo cuando ha levantado una polémica que va más allá de la moda, se habla de la manipulación de la infancia, de su derecho a la inocencia, de la manipulación de los padres en los castings... temas que saltan a la opinión pública en estas ocasiones.

Carine Roitfeld consiguió volver a enamorar a los franceses de su propia versión del Vogue francés muy alejado de la versión americana y convertirse ella misma en un icono de moda.

No debe escandalizarnos este último editorial. Vogue París, a diferencia de Vogue en el resto del mundo, se ha caracterizado por sus atrevimientos, su postura descarada. Ha sido la impulsora de los fotógrafos Helmut Newton y Guy Buordin, que tomaban la sexualidad como hilo conductor de sus reportajes. Apostó por Yves Saint Lauren cuando no era más que una promesa francesa y ha ido apostando por el carácter atrevido y diferenciador de los franceses. Carine Roitfeld, con su dureza de carácter y atrevimiento logró ganarse la aprobación de los franceses frente a la versión americana, que durante mucho tiempo le ganaba terreno y marcaba la linea editorial de la edición francesa. Carine Roitfeld lo ha logrado, es un personaje de culto, un fenómeno... pero parece que el viento cambia de rumbo.
Emmanuelle Alt, que era la editora de moda de Vogue Paría, reemplaza a Carine Roildfeld.




Es fácil entrar en la crítica y sin embargo quiero ver el lado más optimista de este fenómeno que ha marcado un punto de inflexión en muchas editoriales de moda en el que no todo estará permitido a partir de ahora.

Durante años ha sido obvio hablar de ética de los medios de comunicación, sobre todo de los medios informativos. Si embargo el sector dedicado al ocio y estilos de vida (en el que podemos clasificar las revistas de moda) parecía que se desenvolvían airosamente y permisivamente.

En comunicación y publicidad es fácil la fórmula para vender si quieres hacerlo de manera rápida y efectiva: usa la violencia o la sexualidad. Es el "ABC" de la comunicación, eso sí, la ética profesional quedará a la altura del betún, ¡incluso el prestigio profesional!


Sinceramente, debo confesar que las fotografías me parecen estéticamente muy buenas y de un estilismo exquisito... ¡y esto no podemos negarlo!, pero quizá a pesar del revuelo, es este el momento para renovarse, de dejar de jugar en la delgada línea de la provocación.

Habrá que aprovechar este momento para buscar nuevas fórmulas creativas que atraigan, ayuden a las ventas, sean un reclamo en las portadas de las revistas, sean bellas y éticas. ¡Seamos constructivos!, ¿porqué no?

Emma Watson ya no es una niña... en la foto para la campaña de publicidad de Burberry. Las marcas a la búsqueda de jóvenes iconos de moda.

No es ni será tarea fácil en un momento en el que las marcas van fichando caras conocidas cada vez más jóvenes para atraer a nuevos públicos o para proyectar en los targets más mayores el ideal de la eterna juventud, pero... ¿y quien ha dicho que tenga que ser fácil?



La joven actriz de Crepúsculo, Kristen Stewart, en dos portada de Elle y Vogue. Parece que tiene un estilo propio... no creo que las marcas tarden mucho en proponerla como imagen... tiempo al tiempo.

És la oportunidad de arriesgar en positivo. Contra lo fácil, propón novedades. Es el momento de los que trabajan, piensan, van más allá, son inconformistas, tienen algo mejor que decir, quieren construir.

Me encanta pensar que cada uno, desde su pequeña parcela puede mejorar el mundo, que no sólo es tarea de los grandes líderes o políticos... y en la moda también, porque transmite valores y mueve grandes fortunas. Así pues, ¡a seguir construyendo, luchando, keep Trending!

3 comentarios:

  1. Enhorabuena por el post de hoy sobre Vogue. Valiente y claro!. Felicidades a Roser.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...